[Continuamos con el cuestionario Proust.]

*

El rasgo principal de mi carácter.

Humor negro.

 

La cualidad que prefiero en un hombre.

Mismas que en una mujer: tolerancia, humor, paciencia. Puestos a pedir, que sean buenos jugadores de dominó.

 

La cualidad que prefiero en una mujer.

–Mismas que en un hombre (lo que dije antes). Pero puestos a pedir: que me lean al oído.

 

Lo que más aprecio en mis amigos.

–Que no dejen de recordarme quién soy y de dónde vengo.

 

Mi principal defecto.

–Impaciencia.

 

Mi ocupación preferida.

–Leer.

 

Mi sueño de felicidad.

–Leer.

 

Cuál sería, para mí, la mayor desgracia.

–No poder leer.

 

Quién querría ser.

–Nadie más, me caigo bien.

 

El país donde querría vivir.

–Islandia: pequeño, septentrional, democrático y frío, con seis meses de noche. Ideal.

 

El color que prefiero.

–Negro.

 

La flor que me gusta.

–No me gustan, soy más de árboles. Y de esos, el roble y el baobab.

 

El ave que prefiero.

–El Dodo: es la figura trágica por excelencia.

 

Mis autores preferidos en prosa.

–De siempre: Borges, Vargas Llosa, Cortázar, Alice Munro, Boris Vian, H.P. Lovecraft. De los que estoy leyendo actualmente: Sebald, George Saunders, David Miklos, Daniel Espartaco Sánchez, Gabriel Bernal Granados, Guy Davenport, Muñoz Molina. Pero hay muchos más en ambas listas.

 

Mis poetas preferidos.

–Leo mucha poesía en inglés, sobre todo Robert Hass, Frederick Seidel, Charles Simic, Sylvia Plath, Anne Sexton, John Ashbery, Frank O’Hara, Rae Armantrout y Billy Collins. Pero debo a mi amiga Nieves Márquez estar leyendo muy recientemente a dos extraordinarias iconoclastas como Elizabeth Neira y Sharon Olds.

 

Mis héroes de ficción.

–Pepe Carvalho, Jean Valjean, George Smiley. En cómic, Batman y Asterix.

 

Mis heroínas preferidas de ficción.

–Emma Zunz y Lady Macbeth. En cómic, Clara de Noche.

 

Mis compositores preferidos.

–Para no caer en los nombres de siempre, diré que casi toda música me seduce. Pero pediría para mi funeral a Wagner, los Tindersticks, Leonard Cohen y los Stones, en ese orden (Sympathy for the Devil, para cuando hagan descender el ataúd o lo metan al crematorio).

 

Mis pintores preferidos.

–Honestamente, no sé mucho de pintura. Me gustan Dalí, Klimt, Schiele, Degas, Chagall y Lucian Freud, pero conozco muy poco de los contemporáneos.

 

Mis héroes de la vida real.

–Ninguno.

 

Mis heroínas de la historia.

–Leonor de Aquitania, Isabel I de Inglaterra, Golda Meir. Son mujeres que construyeron naciones en condiciones extremadamente adversas y hostiles para ellas.

 

Mis nombres preferidos.

–Rafael (el nombre de mi padre) y Susana (el de mi hija).

 

Lo que detesto por encima de todo.

–La deslealtad y la prepotencia.

 

Los personajes históricos que desprecio más.

–¡Larga lista, que no deja de crecer! Pero Hitler y Stalin siguen a la cabeza.

 

La empresa militar que más admiro.

–Ninguna.

 

La reforma que creo más necesaria.

–Creo, como Borges, que algún día mereceremos que no haya gobiernos.

 

El don de la naturaleza que quisiera tener.

–Fotosíntesis.

 

Cómo querría morir.

–Cómodo, para no salir mal en las fotos.

 

Estado actual de mi espíritu.

–Quesillo de Oaxaca.

 

Las faltas que me inspiran más indulgencia.

–Las cometidas afuera del área.

 

Mi lema.

–Prefiero no tener porque cambio mucho de opinión.

 

Gerardo Cárdenas (Ciudad de México, 1962) es escritor y periodista. En Chicago, donde reside desde 1998, dirige la revista cultural contratiempo. Poemas y cuentos de su autoría han sido publicados en revistas y antologías impresas y electrónicas en México, España, Estados Unidos y Venezuela. Su libro de relatos A veces llovía en Chicago (Libros Magenta/Ediciones Vocesueltas, 2011) ganó el Premio Interamericano de Literatura Carlos Montemayor 2013. Actualmente tiene un poemario en vías de publicación.

*

Twitter: @Luis_Bugarini